… esa pregunta hizo Miguel de Icaza una vez. Y mi respuesta hasta ayer sería no.

Ayer pase una mala noche, mi sistema respiratorio tiene la regla una vez al año, es sensible a los cambios del tiempo, cualquier cosa le afecta, a veces me hace sangrar de tanto sonarme… en fin que no podía dormir porque no tenía medicamentos que me dejasen respirar. Y siendo sábado me levanté a las 7.25AM. Me preparé una buenza taza de café y encendí el portatil en busca de alguna red wifi, a la que conectarme pero no hubo buena suerte, así que tendría que gastar el tiempo en algo.

El otro día hablando con mi mentor sobre python, me dijo que lo que podía hacer es leerme Dive into python, así que me lo descargué y ayer por la mañana me puse a leerlo.

Primeras impresiones

Me gusta, me parece agradable, la sintaxis cómoda y el 100% OO interesante. Con perl todavía no me siento cómodo empleando objetos. Si pasa por aquí algún “perl monk” me mandará una colleja, pero me falta destreza todavía con ellos.

Pero miedo me da, como ejemplo, para programar en perl uso el eclipse solamente para usar el reformat code…😀 porque soy un poco desastre con el sangrado del código. Y me encuentro con que python no tiene delimitadores de nada y se rige según sangrados… y me quejo yo de la sensibilidad a espacios de bash. Ya veremos a ver que tal al principio

Pero vamos, habrá que acostumbrarse, creo que google app engine, lo merece, y a ver si a partir de agosto empiezo con un proyectillo que tengo en mente.

Ya contaré experiencias.