Este blog no es para hablar de cosas de estas, pero hay cosas que necesitan ser dichas.

Zaragoza, la ciudad donde vivo. se ve ajetreada con la salida adelante de la Expo. Mucha gente ve la expo como algo muy bueno, impulsará la ciudad, nos hará a todos más felices, y encima se van a quedar las infraestructuras y ¡se van a aprovechar!… Además Fluvi tiene cara de extraterrestre simpático, y el pin azul clarito combina con todo, que es lo que realmente importa de todo esto.

Pero personalmente empiezo a ver lo que va a suponer esta EXPOliación 2008.

La tan esperada Expo se ha comido el presupuesto de Zaragoza de los próximos años. Lo que supondrán notables recortes en actividades públicas, ayudas sociales, limpieza, infraestructuras educativas… No solo esto. A día de hoy nos incomodan con obras que entorpecen y embotellan la ciudad. Un enjemplo pequeño pero infernal, esta última semana en la intermodal Delicias, que es más una interchapuza. Solo se puede acceder por una acera, y alguien ha decidido poner una vaya, que genera un pasillo de 60cm para pasar, y en ese tramo hay que subir y bajar del bordillo dos veces… – ¿ Los abuelicos con maletas grandes que tienen que hacer? ¿y las sillas de ruedas? – Embotellamientos diarios y continuos es otro de los problemas generados por “la puesta a punto” de esta nuestra ciudad. El parque policial ha crecido enormemente “mil Xcientos” policias locales, supongo que entrará en planes municipales el comenzar a recaudar multas a diestro y siniestro. El precio de la vivienda subirá, -claro como la ciudad ahora es mas bonita, más moderna y más cosmopolita-.

Y durante la expo, ojalá me equivoque, pero ya estoy viendo la circulación lenta, ineficiencia del servicio de transporte urbano, colas para todo, autobuses descoordinados y llenos, aparcamiento cero… (eso sí zona azul, que hay que pagar la expo).

Subirán los precios, nos harán recortes a servicios interesantes para los ciudadanos de poder adquisitivo medio/bajo, nos untarán a multas, subirá el precio de la vivienda, recalificación y venta de terrenos, habrán estropiciado el Ebro a su paso por Zaragoza . Con todo y con eso, tenemos que estar contentos… Porque el sector servicios va a generar puestos de trabajo (pan para hoy, hambre para mañana) y van a ganar mucho. No digas “Expo NO!” al lado del 80% de la gente de Zaragoza, porque te miran casi con desprecio y pensando que eres un necio(…).

Espero estar en otra ciudad durante el suceso de los daños colaterales del expolio.

Saludos.