A menudo, aquellos enamorados del software libre, y de la libertad nos sentimos algo incomprendidos. Sin embargo no se puede negar que el software libre está de moda y está entrando en el mercado pese a quien pese,y generando reacciones de miedo a empresas como Microsoft, aquí un ejemplo de reacciones absurdas y estúpidas.

Pero es innegable que sistemas operativos de código libre, suites ofimáticas, reproductores, clientes de mensajería, etc  se están haciendo con gran parte del mercado del usuario y tienen una total hegemonía en sistemas servidor que mantienen “en pie” internet. Son cada día más los usuarios que empiezan a sentir confianza por un software de calidad, de coste cero, y que nos permite ser un poco, más libres, más anónimos y más legales.

“no se puede vivir del software libre”

Otro mito.. Cada día el software libre genera más dinero en el mundo de internet y a nivel empresarial.  Se comienza a  separar el concepto de los sectores, la materia prima no tiene porque ser el servicio. Podemos trabajar y vivir de un sector de servicios en la informática, impulsando la calidad, el rendimiento y hundiendo la privación de libertades de la red y el uso de software.

El software libre  es base de proyectos grandes que ganan importantes sumas de dinero. Para algunos el código abierto puede ser el bastión más fuerte de ideas comunistas, y para otros puede ser una  fuente de ingresos bastante notable.

              Estaremos ante la preciada piedra filosofal?

Conforme maduro en el ámbito laboral de la informática, ,ante el cual estoy mirando con ojos críticos quizás desde hace bastante poco. Veo que si sigo trabajaré por defender la idea del open source, y no veo que sea un terreno ni más dificil ni menos productivo que el software privativo. Y mucho menos  visto desde el punto de vista del administrador de sistemas.

…Se nos contrata por nuestro servicio. No por nuestro software…